DOLOR DE ESPALDA 


El dolor de espalda es muy común, alrededor del 80% de la población sufre algún episodio de dolor lumbar durante sus vidas. La buena noticia es que la mayoría de los dolores lumbares se recuperan en unas 8 semanas. Sin embargo entre un 10% y un 20% de los problemas de espalda no se resuelven por sí mismos.


 

Para un dolor lumbar reciente, la evidencia científica sugiere que hay un grupo de pacientes que responde muy bien a la manipulación o movilización articular para aumentar la velocidad de la recuperación del dolor lumbar. Estos pacientes pueden ser identificados en la valoración y responden muy bien especialmente cuando se acompaña de un programa de ejercicios en casa para promover la flexibilidad y fuerza.
Pero pensando en tu dolor lumbar a largo plazo es importante entender más acerca de las fuerzas a las que sometes a tu espalda durante las actividades diarias. Esto se puede realizar en la valoración inicial observando como te mueves y sintiendo como se mueve tu columna vertebral, así identificamos cualquier área de rigidez que pueda ser movilizada para liberarla (como engrasar una puerta oxidada) o cualquier área que sea demasiado móvil.


Entendiendo la biomecánica del movimiento podemos ayudarte a entender que cambiando ciertos patrones con los que te mueves es posible reducir el stress en los tejidos dolorosos (lo cual se traduce en una notable reducción de tu dolor) y les permite ir curándose.

Existe una buena evidencia para sugerir que la terapia con masaje practicada por un profesional cualificado es enormemente efectiva para reducir el dolor e incrementar la flexibilidad en los pacientes con un dolor de espalda. Con frecuencia al valorar a los pacientes con dolor de espalda es fácil sentir espasmos musculares que son dolorosos al tocarlos, con el tratamiento apropiado estas áreas se vuelven mucho menos dolorosas. A menudo cuanto más tiempo ha estado presente el dolor más espasmos musculares se han establecido. Este tratamiento debe ser acompañado por un programa de ejercicios para aumentar la flexibilidad  y mejorar el control sobre el área.

Las investigaciones sobre la actividad de la musculatura de la espalda y abdominal muestran que tras un dolor de espalda la musculatura profunda se encuentra deteriorada y no realiza su trabajo correctamente. Realizando un programa de ejercicios para reentrenar estos músculos lograremos que recuperen su función de estabilizar y proteger la columna. Este programa de ejercicios es muy efectivo cuando se utiliza conjuntamente con la terapia manual.

Recuerda cosas importantes si has sufrido un episodio reciente de dolor lumbar:

  • Evita estar tumbado sobre una cama más de 1-2 días. La inmovilización de más de 2 días enlentecerá la recuperación
  • Intenta mantenerte activo
  • Evita estar en una misma posición por un largo periodo
  • La toma de antiinflamatorios aumenta la probabilidad de mejora durante la primera semana
  • Si has dejado de trabajar intenta volver al trabajo lo antes posible.